Imprimir
Categoría: Marruecos-2008
Visto: 2066

VIAJE A MARRUECOS

Bueno, la verdad es que no sé como empezar este escrito, porque se puede reducir en tan pocas palabras, y ¡qué digo pocas! ¡En una! Simplemente: INOLVIDABLE.

Image
El profesor César Bordons con los alumnos del IES Punta del Verde que viajaron a Marruecos.

Este viaje no se basa tan solo en una gira turística y visita de lugares (que de hecho son alucinantes) de Marruecos, sino que se trata de un viaje en el que se vive una experiencia nueva, una convivencia con personas que no conoces de nada y acabas cogiéndoles tanto cariño que no puedes evitar soltar algunas lágrimas el día de la despedida. Por tanto, quiero dar las gracias a los profesores que han hecho que este proyecto pueda realizarse.

Comenzamos el viajeeee!!!

Todos esperábamos ese día, todos estábamos expectantes de que llegara el 8 de marzo para poder emprender un viaje, que a nivel personal, me ha cambiado la vida, o quizás quiera decir la forma de pensar. Bueno, a lo que íbamos, todos les dimos un besito a nuestros papis y ¡¡PARA LARACHE!!

Al llegar, tras asustarme un poco con la forma de conducir de los  taxistas (jaja), tuvimos el primer contacto con esas personas, que hasta el final del viaje nos han aportado tanto. También pudimos participar en una actividad muy importante, que fue la entrega de material escolar a una ONG para los barrios chabolistas de Larache.

Image
Marina presentando las opiniones del grupo en el que participó, dentro de un taller sobre los derechos de la mujer.

Al día siguiente dimos un fantástico paseo por la playa y también en unas barcas.

Image
Paseo en barca por la laguna de la Reserva de Merja Zerga en la localidad de Moulay Bousselham

El lunes emprendimos de nuevo el viaje, esta vez hacia Meknes, una bellísima ciudad donde pudimos ver la medina, las antiguas prisiones de los esclavos, los caballos del rey...Por el camino también pudimos disfrutar al ver unas ruinas romanas.

Image

Continuamos con nuestro viaje y llegó el miércoles, un día muy especial para mi, no solo porque nos fuimos para Fes, que es una verdadera maravilla, sino porque tengo el placer de decir que pasé allí mi 18 cumpleaños. Además fue un día completo, ya que por el camino hicimos una parada para experimentar una nueva sensación, que fue la de poder bañarnos en unos baños termales, en los que el agua emanaba de la tierra a unos 75º C  con azufre, lo que le proporcionaba un olor un poco desagradable, pero que no empañaba el placer que todos sentimos allí dentro.

ImageCon los caballos del rey.

 Y llegamos a Fes, donde nada más llegar tuvimos el privilegio de visitar un taller de cerámica, cerámica de Fes, caracterizada por ser de dibujos azules sobre fondo blanco, aunque además había mucha más variedad. Era un sitio fácil de encontrar, pues una humareda negra salía de allí por la quema de combustibles. Pero una cosa que me pareció genial es que ese combustible fuera natural. Se trataba de restos de aceituna.

Con razón digo que el miércoles fue un día completo para mí, porque no acaba aquí. Cuando llegamos al magnífico hotel y descansamos un ratito, nos fuimos a cenar y cuando llegué a la habitación un poco tarde con Pepe y Omar (dos de los cómplices)

 

¡SORPRESA! ¡¡Allí estaban todos para cantarme cumpleaños feliz!!

Image

Muchas gracias a todos, compañeros y profesores, porque fue un momento del que me acordaré siempre. Se dice que tras los 18 años somos adultos, pero eso no se alcanza de momento, sino tras experiencias de la vida. Pues esta experiencia me ha servido para crecer, crecer humanamente, y gracias a vosotros, compañeros, tanto de España como de Larache. Después pudimos reírnos un poco más, de fiesta en las habitaciones.

Image

Llegó el jueves, un día agotador pero a la vez maravilloso, pues disfrutamos del gran zoco de Fes, donde pudimos ver como se curtía el cuero, la elaboración de bronce y muchísimos objetos artesanos del lugar. Como despedida de Fez y bienvenida al fin de nuestro viaje, nos juntamos todos en la zona común del hotel, donde también pudimos escuchar a un grupo de alemanes cantando, ¡fue muy divertido!

Image

Llegó el viernes. Todos estábamos felices a la vez que tristes, ya que volveríamos a ver a nuestros amigos de Larache pero nos despediríamos de ellos en breve. Llegamos y fuimos invitados a comer en casas de nuestros amigos. Paula, Marta y yo tuvimos el placer de comer cuscús en la casa de un gran amigo, Ibrahim, un chaval divertido y muy inteligente.

Image

Después por la noche, nos hicieron una fiesta de despedida la cual disfruté al máximo, pues además de un gran presentador (Ibrahim) pudimos disfrutar de actuaciones fantásticas, entre las que estaba un baile tradicional y un cante que mezclaba las dos culturas, española y marroquí (La Tarara)...

Image

Y llegó el fin del viaje, el momento de la despedida. Aquí es cuando menciono a todas las personas que han hecho posible que nos sintiésemos como en casa, como otro miembro más de la familia. El profesor Said, que nos acompañó durante todo el viaje y del que pudimos aprender multitud de cosas, los dos compañeros que nos acompañaron durante todo el viaje, Ibrahim y Omar, dos chicos increíbles con los que pasé muy buenos momentos. Con Omar en particular pude entablar una gran amistad - él le decía a mi madre por teléfono que no se preocupase, que él era mi policía, jajaja- y como no, los chicos de Larache, en especial Ibrahim, Bilal, Anas, Ayou, Mustafá, Neijla...

En fin, gracias a todos por compartir conmigo esta experiencia tan alucinante, a mis compis de Sevilla por supuesto, que son todos personas maravillosas con las que siempre disfruto de su compañía, y a mis amigos de Marruecos, que es increíble como te abren su corazón sin pensarlo. Ya solo decir, que después de haber vivido esta experiencia, tened asegurado, amigos de Larache, que mi corazón también está abierto a vosotros, y que sois personas increíbles. Gracias por esos momentos, por esas risas, por enseñarnos, gracias por todo. ¡GRACIAS!